Julio Preciado confiesa que regresará al quirófano


Con el objetivo de reducir drásticamente la cantidad de alimento que puede ingerir y disminuir la absorción de nutrientes, Julio Preciado se someterá a la cirugía de manga gástrica en enero del próximo año, para de este modo lograr una rápida pérdida de peso.

El cantante nos hizo la confesión después de volver a la actividad en una fiesta privada en Guadalajara, Jalisco, a la que fue contratado por un matrimonio que celebró 25 años de casados. La pareja se conoció en un baile de Banda El Recodo, cuando él era el vocalista, y ahí quedaron flechados. Por esta razón pidieron que él amenizara el festejo.

¿Cómo se sintió en su primer concierto?

Bien, bien. Yo me lo imaginaba peor (risas). Pensé que me iba a sentir muy presionado por la gente, y no, ¡bendito sea Dios! Me sentí mas tranquilo porque fue una fiesta familiar. Había hecho un concierto en marzo, pero todavía estaba muy delicado de mis testículos, y esa presentación no la disfruté.

¿Cómo se cuida en este tipo de presentaciones?

Vengo acompañado de mi doctor, Julio Ramos; él está aquí para checar cualquier anomalía. Además, utilizo un spray para refrescar las cuerdas vocales porque las traigo inflamadas por una nebulización que me reseca toda la garganta. A mí no me gusta usar nada; hoy me sentía como afónico.

¿Por qué le hicieron ese tratamiento sí iba a cantar?

Para limpiarme los pulmones, pero en lugar de ayudarme me perjudicó la garganta porque la nebulización es muy helada.

Aun así sacó el compromiso adelante, ¿se siente satisfecho?

Me hubiera gustado estar más tiempo de pie. Hoy me hicieron una raquea en la espalda para ver cómo me funciona. Si de aquí a tres meses no me falla, comenzaré a hacer todas mis actividades normales; voy a empezar a caminar, a correr… Pero si sigue doliendo, me van a hacer una resonancia de toda la columna vertebral.

¿Todo esto a consecuencia de “haberle pegado mucho a la máquina”, como usted nos dijo la última vez?

¡Sí, porque estuvo muy duro! Pero mi doctor me acaba de comentar que sí me voy a hacer la manga gástrica para eliminar problemas cardiacos, azúcar (que es lo más importante) y quitarle peso a mi cuerpo, para que no cargue tanto y poder caminar mejor. No es por vanidad, es por salud.

¿Para cuándo sería posible que se realizara este procedimiento?

Si Dios quiere, en enero. Lo bueno de esto es que en una semana estás fuera.

¿Aprovechará para hacerse algún otro arreglito?

No sé todavía (risas). Déjame pensar si la papada o qué me quito.

¿Le dio miedo regresar pese a la pandemia de Covid-19?

En este evento era pura familia. La verdad, estamos expuestos, no te voy a decir que no. Sí me da miedo, pero también es importante irse reactivando poco a poco.

Vimos que mucha gente se le acerca para pedirle una fotografía…

Y la gente se va a preguntar que por qué no me cuido. La mayor parte del tiempo estuve separado del público. Ya cuando me bajé del escenario, la gente aprovecha y quiere tomarse una foto. Pero para empezar, no puedo correr y tampoco le puedo decir: “¡No se me acerquen cab…, espérense!”. Trato de cuidarme todo el tiempo.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.