18 años criando un hijo que no era suyo: Lupillo Rivera y la farsa que vivió por culpa de sus amantes



La vida de Lupillo Rivera siempre ha estado llena de polémica. Muchos aún recuerdan el penoso rumor de su romance con Belinda, pero el músico también ha llegado a estar en el ojo del huracán por las múltiples infidelidades que cometió durante sus relaciones pasadas. Una de las artistas que tuvo que sufrir estos terribles engaños fue su exesposa, Mayeli Rivera.

Una vida de trampas.

Sin embargo, Mayeli no fue la única en sufrir por estas infidelidades, pues el mismísimo cantante también vivió tremenda pena por culpa de una de sus amantes luego de que se diera a conocer que ella habría tenido un hijo con él.

Esta escandalosa noticia, por supuesto, destruyó su matrimonio con Mayeli y Lupillo no tuvo más opción que hacerse cargo de este nuevo bebé. Sin embargo, en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante, Rivera confesó que, durante 18 años, estuvo manteniendo a un hijo que ni siquiera era suyo.

Un hombre enamoradizo.

A pesar del gran papelón que vivió durante su matrimonio, Lupillo aún sigue siendo todo un casanova, pues se ha corrido el rumor de que ha intentado conquistar a varias mujeres en estos últimos meses.

En 2019, se rumoreó que tuvo una breve relación con Belinda e, incluso, el intérprete llegó a tatuarse el rostro de la joven en su brazo.También se reveló que el músico intentó conquistar el corazón de Mónica Noguera con un enorme ramo de 1400 rosas.Incluso, llegó a rumorearse que, al no poder estar con Belinda, sus ojos se fijaron en la hermosa cantante, Danna Paola.

Definitivamente, Lupillo no ha tenido romances perfectos y, de hecho, una de sus amantes se tomó el atrevimiento de aprovecharse de él. Esperemos que esta experiencia le haya servido de mucha ayuda para tener más cuidado con las mujeres con las que se me mete, pues, claramente, el amor no lo es todo en esta vida, ¿verdad? ¿Qué opinas sobre lo que hizo?

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.