Yankees barren a Mellizos



MINNEAPOLIS - Al eliminar a los Minnesota Twins el lunes por la noche, los New York Yankees demostraron que están listos para ganar de la manera que sea esta postemporada.

Los Yankees vencieron a los Mellizos por marcador final de 5-1 en el tercer partido de la Serie Divisional de la Liga Americana, pero antes de que la ofensiva agregara algunas carreras tardías para asegurar el partido a su favor, fue un duelo de pitcheo y defensa, donde mostraron su habilidad para ganar partidos cerrados en octubre.

“Pienso que jugaron un partido muy limpio. Hicieron muchas jugadas grandes en grandes momentos, porque creo realmente los Mellizos vinieron con todo esta noche”, dijo el dirigente Aaron Boone. “Nos la pusieron difícil. Parecía como si hubieran tenido hombres en base toda la noche. Nuestros muchachos hicieron grandes lanzamientos y grandes jugadas defensivas cuando más las necesitábamos”.

Al momento de lanzar, puede que los Yankees no hayan sido completamente dominantes, pero hicieron el trabajo necesario cuando más importaba. Cada vez que los Mellizos amenazaban con anotar, se quedaron con las manos vacías gracias a una combinación de defensa estelar y un cuerpo de relevo que supo cómo sellar una victoria con poca anotación.

La apertura de Luis Severino no fue tan limpia como lo indicarían sus cuatro entradas lanzadas en blanco, pero dio lo mejor de sí cuando más importó, escapando magistralmente de un tremendo lío con bases llenas sin outs en la segunda entrada, limitando al bateador de poder Miguel Sanó a un elevado dentro del cuadro y luego consiguió dos ponches consecutivos para sacar el cero.

“Creo que esa situación marcó la pauta para el resto del juego. Creo que esa era la oportunidad para que los Mellizos anotaran”, dijo Severino. "Estoy feliz de haber podido hacer buenos lanzamientos lo suficiente como para salir de esa entrada”.

Chad Green, posiblemente el mejor lanzador del equipo en la segunda mitad de la temporada, llegó en la quinta entrada para proteger una ventaja de tres carreras con dos hombres en base y dos outs y retiró al bateador más caliente de los Mellizos, el jardinero puertorriqueño Eddie Rosario. Green fue galardonado con la victoria tras lanzar una dura entrada y un tercio, apoyado por gran defensa del jardinero Aaron Judge.

“Jugamos muy bien defensivamente hoy; Severino, al salir de grandes problemas al principio del juego, fue grande para nosotros y eso marcó la pauta para todo el partido y cada lanzador se inspiró por lo que hizo”, dijo Green. “Los muchachos dieron la cara en el momento adecuado e hicieron jugadas cuando tuvieron que hacerlo y eso es realmente a lo que se redujo este juego”.

Judge, elogiado por unanimidad por sus compañeros de equipo por su defensa, realizó varias grandes atrapadas en momentos cruciales para mantener el juego a su favor hasta que los Yankees lograron una ventaja más cómoda en la novena entrada, anotando dos carreras en contra del relevista Sergio Romo.

“Jugamos tres partidos realmente completos, ofensiva y defensivamente, pero este se sintió como uno de los mejores juegos defensivos que hemos tenido”, dijo el primera base DJ LeMahieu. “Parecía que Minnesota estaba bateando la bola con fuerza toda la noche, y especialmente en los momentos correctos, hicimos muchas grandes jugadas. Judge tuvo un par de grandes jugadas; él es un jardinero derecho merecedor del guante de oro; uno de los mejores que he visto. Su bate recibe toda la atención por razones obvias, pero es un pelotero completo”.

Sin embargo, el enfoque de Judge durante la moderada celebración del clubhouse de los Yankees no fue en elogios personales o en si su defensa es un aspecto subestimado de su juego.

“Realmente no sé si estoy sobrevalorado o subestimado; realmente no me importa, si hago la jugada”, dijo Judge. “Muchas personas nos etiquetan como un equipo que sólo sabe dar jonrones, pero no lo somos. Jugamos gran defensa y nuestro cuerpo de lanzadores es excepcional; sale y ejecuta sus pitcheos”.

Gleyber Torres, quien es merecedor de ser considerado el Jugador Más Valioso de la serie, con un jonrón en la segunda entrada y dos dobles, todos respaldados por sólida defensa, atribuyó el éxito de los Yankees al arduo trabajo que han realizado durante toda la temporada.

“Sabemos que somos un equipo que sabe batear, pero sabemos que la defensa también gana partidos. Somos un equipo que se preocupa mucho por nuestra defensa; trabajamos duro durante toda la temporada para eso”, explicó el estelar segunda base venezolano. “Claro que bateamos muy bien en esta serie, pero creo que defensivamente jugamos una pelota increíble. Algunas de las jugadas que hizo Didi, que hizo Judge, fueron increíbles; nos hace sentir muy orgullosos, porque este es el momento de elevar nuestro nivel”.

“Es un cliché, pero la verdad es que la defensa gana campeonatos y este partido fue producto de todo el trabajo que hemos hecho en los jardines y en el cuadro; la atención al detalle y el orgullo que sentimos por nuestro trabajo”, agregó el utility Tyler Wade. “El tipo de jugadas que hicimos hoy nos inspiran, y me quito el sombrero ante Judge, Didi, Gleyber y DJ, porque su gran actuación en el terreno fue contagiosa”.

Los Yankees pueden haber superado a los Mellizos 23-7 en anotación de carreras en su barrida en la Serie Divisional, pero el relevista Tommy Kahnle cree que deberían ser reconocidos por lo que han logrado en ambos aspectos del juego en su temporada de 103 victorias, ganando su primer banderín de Este de la Liga Americana desde 2012.

“Mucha gente desde afuera nos ve como a un equipo de lanzadores de poder con bateadores de poder, pero hemos demostrado que tenemos una de las mejores defensas de la liga; tenemos los jugadores para hacerlo”, explicó Kahnle. “Esta noche realmente demostramos que cuando el escenario está listo, nuestros muchachos brillarán. Cuando tienes jugadas así detrás de ti y esos jugadores detrás de ti, es casi como un regalo; sólo otro beneficio que tenemos al estar en este equipo”.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.