Los Warriors se mantienen vivos en la defensa de su título



Los Warriors de Golden State  dejaron  Toronto con sensaciones encontradas: ganaron a los Raptors 106-105 y continúan con vida en las Finales de la NBA, pero perdieron a Kevin Durant, que regresaba a la duela tras un mes lesionado.

Golden State dominó la mayor parte del encuentro, aunque tuvieron que remontar seis puntos en contra en los últimos tres minutos para acabar haciéndose con el triunfo y trasladar ahora la eliminatoria a  Oakland para el sexto enfrentamiento, el jueves.

Los vigentes campeones recuperaron a Durant, pero el estelar alero volvió a lesionarse al principio del segundo cuarto y abandonó la arena en la segunda mitad en muletas y con una bota protectora nada halagüeña.

Kyle Lowry tuvo la victoria en sus manos, pero erró un triple desde la esquina sobre la chicharra.

Antes, dos triples de Klay Thompson y otro de Stephen Curry le dieron la vuelta a un 103-97 para los locales, que acariciaron el triunfo y el primer anillo de su historia... que de momento tendrá que esperar.

Curry terminó con 31 puntos y Klay Thompson con 26, mientras que por los canadienses Kawhi Leonard se lució con 26 unidades y Marc Gasol con 17 y ocho rebotes.

“Ganar o morir. La segunda mitad no fue bonita, pero simplemente anotamos nuestros tiros”, resumió Curry tras la contienda.

La tragedia de Durant

“Kevin Durant sufrió una lesión en la parte baja de su pierna derecha y no regresará al partido. (Será sometido a) una resonancia mañana (hoy)”, explicaron los Warriors mientras se desarrollaba el juego.

Durant, actualmente el máximo anotador en Playoffs de Golden State con 34.2 puntos por partido, estuvo fuera por casi un mes con una lesión en la pantorrilla derecha, pero se desconoce si se reagravó su dolencia o sufre otra distinta en su tendón de Aquiles.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.