Las pensiones del Isssteson ¿abusivas, justas o ilegales?


Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

Las pensiones del Isssteson ¿abusivas, justas o ilegales?

 

Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado

Nietzsche

 

Los miembros de los sindicatos universitarios de la Unison abandonaron sus centros de trabajo y tomaron las calles, en protesta por el sistema de cálculo de sus pensiones que, como en todas partes, debe ser en base a lo que cotizaron para eso, su pensión, y no en base a lo que ganaron durante su vida laboral. Esta fórmula de cálculo no es nueva, viene desde el 2006 y desde entonces, trabajadores y maestros de la Unison pagan solo el 8 por ciento para su pensión, de un 27 que dicta la Ley 38 del Isssteson, y pagan ese mínimo porcentaje no porque tengan algún privilegio especial, o un trato diferente, lo pagan así simple y sencillamente porque asi lo determinaron sus sindicatos.

 

Culpan al gobierno del estado, pero principalmente al Isssteson. Acusan al director de este centro de salud de insensible y arremeten contra la gobernadora como quien no resuelve a favor de ellos. 
Pero no señalan nunca a los verdaderos culpables de la situación que ahora viven: los secretarios, presentes y pasados, del Steus y del Staus. Y es que históricamente estos sindicatos se han negado a que los descuentos en sus cheques por el concepto de pensión sean iguales a los del resto de trabajadores del gobierno estatal o municipal, de tal forma que los trabajadores de la Unison son los únicos que, cotizaban un peso y pretenden cobrar 3 por pensión, dándose casos en los que ganaban mas ya retirados que en activo.

 

El tema es muy sencillo, durante décadas disfrutaron del beneficio que esos mal intencionados representantes sindicales les ofrecieron como una prueba de “buena representación” gremial, sin ser nunca informados que en algún momento – como ya sucedió – la consecuencia de eso podría ser justamente la que ahora viven: esperaban cobrar 20 mil pesos de pensión, y se encontraron con la sorpresa de que solo tienen derecho a 8 mil. Pero ¿usted cree que nunca calcularon que el no pagar lo que correspondía nunca les perjudicaría? ¡Claro que lo sabían! Pero, a como han mostrado siempre el Staus y el Steus, prefirieron hacerse de la vista gorda, pagar lo menos posible al Isssteson, disfrutar de los beneficios de la atención medica en el mismo, y luego, al final de su vida laboral, seguir cobrando lo más posible, aunque no lo hubieran aportado nunca.

 

Otra arista que debe ser tomada en cuenta es la siguiente: un gran porcentaje de los miembros de ambos sindicatos, particularmente el de los maestros, son de ideologia de izquierda, y militaron en ya desaparecidos partidos comunistas, en el PT, el PRD y recientemente, en Morena. Tan es asi que han convertido, algunos de ellos, sus clases en verdaderos centros de adoctrinamiento político hacia este partido, o hacia el pensamiento liberal izquierdista.

En esta marcha que se menciona al inicio de este espacio, buscaron convencer al alumnado de que se lucha era justa, puesto que “el gobierno del estado y el Isssteson nos están robando nuestra pensión” decían, solicitando además el apoyo de sus jovenes estudiantes para que se unieran a la marcha. La intención es clara. Buscan aprovechar cualquier oportunidad para arremeter justamente contra el gobierno estatal, politizando asi el tema de las pensiones y el del Isssteson.

 

En ese tema han encontrado un filón de oro para seguir sacando la mayor ventaja posible, y al mismo tiempo seguir con su activismo social en contra del gobierno estatal, la dirección del Isssteson, y todo aquello que a Morena le pueda representar un riesgo electoral.

 

Llama la atención que, en este conflicto, el representante de la secretaria del bienestar, Jorge Taddei Bringas, guarde absoluto silencio. Su papel como tal debe estar enfocado en la gobernabilidad de Sonora, como estado confederado a México, y en ese sentido ya debería haber intentado por lo menos, dirimir la diferencia y aclararle a sus compañeros de batalla, los del Staus, que las pretensiones respecto a sus pensiones no son posibles por ley. Pero a él le conviene igual que el activismo social contra el gobierno del estado se mantenga vigente, que se golpee a las instituciones de este, y que se cree una falsa imagen respecto al actuar del ejecutivo. Mientras los maestros que protestan hacen las veces de chivos expiatorios, él se mantiene a la distancia, tranquilo, cobrando su doble cheque.

 

Lo que debe considerarse siempre de esto, es que nadie puede pagar más de los que recibe, y que nadie tiene derecho a recibir más de lo que paga. No se le olvide a usted, ciudadano de Sonora, que sin recibir un sueldo de la Unison y sin contar con el servicio médico del Isssteson, debe ceder sus derechos sobre los activos del estado que estarán a la venta para subsanar las deficiencias financieras que provocan justamente, y aunque se nieguen a aceptarlo, los abusos que cometen los maestros y empleados de la Unison al pretender históricamente más de lo que pagan por pensionarse. Eso, el pagar por sus platos rotos, le da derecho a usted a oponerse a que este abuso se siga cometiendo, la ley es la ley.

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.