asociación civil de policías de Sonora


asociación civil de policías de Sonora

 

Con una larga lista de carencias se apersonaron en el Congreso del Estado doce comisarios y representantes de Seguridad Pública de distintos municipios del Estado, pero con una exigencia común: La urgente mejora de los policías municipales.
Ante la recién creada comisión de Seguridad Pública, presidida por el diputado Luis Armando Colosio Muñoz, se presentaron ayer para exponer los bajos sueldos, la falta de patrullas, capacitación y equipamiento, así como la necesidad de más agentes para enfrentar los graves problemas de delincuencia que registran en esas ciudades, médicos legistas, más Ministerios Públicos y todo lo concerniente al ramo.

Modestamente Sugiero a los compañeros que se están unificando, con el fin de lograr el mejoramiento de la corporación policíaca y tener buenos acuerdos con el C. Presidente Municipal y su Cabildo, en beneficio de los gobernados tanto citadinos como en la zona rural.

 

Se requiere poner de conocimiento a los ciudadanos cual es el interés que se persigue al conformarse la asociación civil de policías de Sonora.

 

Es importante que la A.C., no afecte la relación obrero-patronal con el Ayuntamiento en materia laboral, sino que ayude al buen entendimiento y solución a los problemas que constantemente se presentan con el personal relacionados con sus derechos.

 

Es entendible que por ser empleados de confianza la corporación policíaca no puede ni deben ser sindicalizados, pero cuentan con derechos que les otorga la Ley para que sean representados por una asociación civil sin incurrir en ninguna violación a la Ley 161 de Seguridad Pública del Estado de Sonora.

 

El objeto de la agrupación sería buscar el mejoramiento material humano para que con base en lo que manifiesta la Ley, sea un contrapeso para solicitar en beneficio de la corporación lo que a derecho corresponda y tengan un retiro digno.

 

Los órganos de honor y justicia carecen de reglas claras, por lo que solo sirven para ejercer controles discrecionales o amenazas a los agentes, ejemplos como esos muchos.

 

Es importante la defensa de la asociación hacia los elementos policiacos que se encuentran indefensos cuando son acusados de abuso de autoridad, lesiones, corrupción o de colaborar con la delincuencia, ya que los elementos son inculpados sin investigación y cuando son acribillados se da por hecho que estaban involucrados en alguna ilegalidad, lo que mancha su hoja de servicio y perjudica a los deudos.

 

Lógico es que la asociación solucione sus problemas económicos con la ayuda de sus agremiados ya que contaría con múltiples recursos en beneficio de la unión.

 

La siguiente opinión y sugerencia es a criterio.

Los afiliados a la Asociación Civil (A.C.) se pueden regir con apego al siguiente Código Ético de Conducta.

 

El representante de la (A.C) será plenamente consciente de la dignidad inherente a la condición humana y por lo tanto se opondrá, con los medios a su alcance, a cualquier acto que vulnere los derechos humanos, práctica de tortura, malos tratos o cualquier otro acto de corrupción o ilegalidad.

 

El representante de la agrupación se opondrá con todos los medios a su alcance a cualquier acto de discriminación por motivos de raza, sexo, religión opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

 

El representante asume y defiende los valores y principios de la Organización contenidos en la presente Declaración de Principios y en el Código Ético de Conducta.

 

El presidente de la Asociación actuará en el ejercicio de su cargo anteponiendo los intereses de la asociación a los intereses propios. Cuando exista una oposición entre sus intereses y los de la asociación que le impidan cumplir sus obligaciones cesará en el cargo.

 

El representante actuará siempre en defensa de la asociación y de sus afiliados. Cuando haya de formular alguna denuncia, habrá de ser coherente, riguroso y contundente en los planteamientos, al tiempo que respetuoso con la persona a quién se denuncia.

 

El Secretario General deberá ser un especialista en la defensa de los derechos de los miembros de Seguridad Pública, para cumplir digna y eficazmente su misión deberá buscar su permanente formación.

 

La Asociación Civil de Policías llevará a cabo las actuaciones precisas de colaboración y coordinación con otras asociaciones, de ámbito nacional o internacional, que compartan los mismos principios, encaminados a fortalecer y proteger la defensa de los intereses de sus miembros.

 

OBJETIVOS.

 

La asociación unificada de Policía tiene como objetivos, entre otros que se determinen por los órganos legalmente elegidos, los siguientes:

 

Agrupar, organizar y representar a todos los miembros Policíacos, sin distinción de escalas ni categorías, para la mejor defensa de sus intereses sociales, profesionales, laborales y económicos.

 

Fomentar y mantener el prestigio de la institución Policial y de sus componentes, mediante la realización de seminarios, conferencias, actos culturales, entrevistas y otras actividades similares para favorecer la plena integración en la sociedad comunitaria en que la Policía desarrolla su labor constitucional.

 

Velar por el libre ejercicio de los derechos y libertades en la Corporación de Seguridad Pública.

 

Practicar la solidaridad entre sus órganos con arreglo a las normas establecidas.

 

Promover la solidaridad, cooperación y reciproca ayuda, con otras asociaciones nacionales e internacionales donde se persigan los mismos objetivos que los nuestros.

 

Intervenir en la defensa de los derechos individuales o colectivos, de los miembros de la asociación de policía.

 

Conseguir que la Administración Municipal respeten los intereses generales e individuales de los miembros de la corporación policíaca.

 

Defender la igualdad de oportunidades para el acceso a cualquier puesto de trabajo

 

Defender la no discriminación por razón de sexo, reconociendo los valores profesionales y retributivos del hombre y la mujer en igualdad.

 

Promover actividades de tipo social en beneficio de sus afiliados.

 

Todos aquellos fines lícitos que puedan incidir en beneficio de la asociación, de sus miembros o de la institución policial.

 

La Asociación Civil de la Policía promoverá y facilitará la adecuada formación de los representantes de la A.C. para el ejercicio de la actividad gremial de acuerdo con las teorías formativas más avanzadas.

 

Posteriormente en acuerdo con la directiva se verían los derechos y deberes de los afiliados y sus responsabilidades.

 

Suerte y ¡¡¡Enhorabuena!!!

 

Roberto Fleischer Haro egresado de la IV generación de la Escuela de Policía del Estado de Sonora. Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583 de fecha 12/19/2000

E mail robertf.haro@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.