Niños secuestrables


Niños secuestrables

 

 

Las siguientes sugerencias son tentativas e incompletas como obligatoriamente tiene que ser cualquier lista de precauciones cuando se trata de un crimen tan complejo y variable como lo es el secuestro. Sin embargo, él observarlas puede minimizar el riesgo de un secuestro.


1- Asegurarse que todas las puertas de entrada y las ventanas del domicilio estén bien cerradas con cerrojo antes de acostarse cada noche.


2- Mantenga la puerta de la habitación de los niños abierta para poder oír cualquier ruido inusual.


3- Asegurarse que no hay acceso a la habitación del niño desde afuera.


4- Nunca deje niños solos en la residencia, y asegúrese que la persona que esté a su cuidado sea conocida, responsable y de fiar.

5- Instruya a los niños que mantengan las puertas y ventanas cerradas y nunca dejen entrar a extraños.


6- Enseñe a los niños tan pronto sea posible como llamar a la Policía al 911 si hay personas extrañas merodeando la residencia o intentan entrar.


7- Mantenga su residencia bien alumbrada por si es necesario o por fuerza mayor dejar los niños solos.


8- Evite indicaciones obvias de que está fuera de la residencia, las puertas de cocheras abiertas y periódicos dejados fuera del domicilio que son indicaciones de que usted no está en el mismo, y que sus hijos posiblemente se encuentren solos.


9- Dé instrucciones a las trabajadoras domésticas para que no dejen entrar extraños a su residencia.


10- No manifieste ni pregone la situación económica de la familia ni su rutina, ya que con frecuencia los secuestradores ponen a sus víctimas bajo vigilancia por varios días antes del rapto para así conocer sobre las costumbres y hábitos de la familia.

11- De ser posible viajen en grupos o en parejas.

12- Caminen por calles donde haya mucha circulación de vehículos o personas y eviten áreas aisladas cuanto sea posible.


13- Rehúsen tomar un “aventón” y no se dejen acompañar por ninguna persona extraña.

14- Utilicen áreas de juego que hayan sido aprobadas por el Gobierno y que estén vigiladas por un adulto responsable y exista protección policíaca disponible, y den parte de inmediato a la autoridad correspondiente sobre cualquier persona que los moleste o incomode.

15- Nunca dejen su residencia sin comunicar a sus padres a donde van y con quien.

16- Evite dar información íntima cuando conteste indagatorias para ser usada en publicaciones como directorios de negocios, registros sociales o de la comunidad.

17- Varíe su rutina diaria para evitar patrones de hábitos, algo que siempre buscan los secuestradores, administre las horas y rutas que utiliza para viajar, de compras, su oficina u otros menesteres.


18- Procure no reunirse con extraños en sitios solitarios o desconocidos.


19- Siempre informe a un miembro de su familia hacia dónde va, cuando salga de su oficina o de su hogar y a qué horas pretende regresar, cierre las ventanas de su automóvil mientras viaja, hacia y desde su empleo.

SUGERENCIAS PARA AUTORIDADES ESCOLARES

1- En cuanto sea posible, antes de entregar a un niño a cualquier persona que no sea uno de sus padres en el transcurso del día escolar, el maestro o administrador debe llamar a los progenitores o custodios del niño para recibir su aprobación.


2- Cuando un padre llame pidiendo que el niño sea despachado temprano de la escuela, se debe confirmar la identidad de la persona antes de permitir que el niño abandone el Colegio, si el padre está llamando de su hogar, el Director o maestro debe llamar a la residencia de éste y pedir al niño que identifique la voz de su progenitor, si la llamada no pertenece a su domicilio, se le deben hacer preguntas íntimas acerca del niño, como por ejemplo la fecha de nacimiento del menor, los cursos que estudia, nombre de sus maestros y compañeros de clase y datos de esta índole que deben ser del conocimiento de los padres, si existe alguna duda no permita que el niño abandone la escuela.


3- Los Maestros, Prefectos y otras autoridades escolares deben estar alerta a personas sospechosas que puedan estar merodeando dentro de los planteles escolares y áreas circundantes. Si estas personas no pueden dar una explicación lógica sobre su presencia debe ponerse de conocimiento de inmediato a las policías y debe obtenerse de ser posible la identidad y media filiación del individuo sospechoso.

4- Los maestros del plantel educativo al igual que los padres de familia, deben tomar medidas para que exista un supervisor adulto en la escuela y áreas recreativas.

Los servidores públicos en quienes se ha depositado la responsabilidad de proteger los intereses y la integridad física de los ciudadanos es su objetivo prepararse para cumplir con esa encomienda, y como dijera un sabio “si falla usted en hacer un plan, su plan es fallar”.


Roberto Fleischer Haro

Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583

e. Mail robertf.haro@hotmail.com

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.