Sismo del 19 de septiembre sacó a la luz templo prehispánico desconocido

Sismo del 19 de septiembre sacó a la luz templo prehispánico desconocido


La historia nunca deja de tener resquicios desconocidos que se ocultan justo ante nuestros ojos y de pronto, de un momento a otro y casi siempre por casualidad, se muestran. 

Así sucedió con las ruinas en las que, entre toda la desgracia, el sismo del pasado 19 de septiembre dejó al descubierto una subestructura en el interior de la pirámide de la Zona Arqueológica de Teopanzolco, en Cuernavaca, Morelos. 
Luego de investigar la estructura, especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dijeron que posiblemente corresponde a la ocupación más antigua del sitio.
En conferencia de prensa, Isabel Campos Goenaga, directora del Centro INAH Morelos, destacó que durante los trabajos realizados para restaurar los daños que el sismo dejó en la estructura principal de Teopanzolco, se descubrió el vestigio. Antes mencionado. 
“A pesar de lo que significó el sismo, hay que agradecer que por este fenómeno natural apareció esta importante estructura que cambia la datación del sitio arqueológico”.
Afirmó que este hallazgo ubica a Teopanzolco, además de como uno de los sitios más importantes de los tlahuicas en la región, como parte de las primeras etapas de lo que posteriormente sería el periodo mexica.
En esta labor, encabezada por la arqueóloga Bárbara Konieczna, del Centro INAH Morelos, con la colaboración de su colega Georgia Yris Bravo López, se descubrieron los muros de un posible templo con una banqueta y restos de una estructura que sostenía el techo; al parecer, se trata de los vestigios de la primera etapa constructiva de la pirámide de Teopanzolco, cuya antigüedad podría corresponder al periodo Posclásico Medio (1150-1200 d.C.), de acuerdo con las características de su sistema constructivo. 
“Ese hallazgo cambia la cronología de Teopanzolco, ya que primero fue construido el basamento descubierto y después, a imagen de ese tipo de construcción, se edificó el Templo Mayor en Tenochtitlan. No es que los mexicas hayan aportado ese estilo arquitectónico a esta región, al contrario, las construcciones tlahuicas los inspiraron para construir el Templo Mayor”, aseguró Bárbara Konieczna.
Konieczna manifestó que el posible adoratorio hallado pudo estar dedicado a Tláloc y mencionó que también se hallaron restos cerámicos y de un incensario con motivos tlahuicas, además de importante cantidad de carbón que podría ser tanto de la actividad ritual que hubo en el templo, como de la posible destrucción del mismo para dar paso a la siguiente etapa constructiva, o tratarse de restos de algún desastre acontecido en el lugar.
Georgia Bravo López dijo que hasta el momento no hay evidencias de alguna ofrenda, sólo se han encontrado materiales arqueológicos fragmentados; las piezas serán analizadas por carbono 14 para determinar a qué periodo pertenecen.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.