Proliferan armas de fuego ilegales en Sonora 

Proliferan armas de fuego ilegales en Sonora 


Proliferan armas de fuego ilegales en Sonora 

 

 

El contrabando de armas se ha ido incrementando considerablemente y observamos con alarma y pánico que conductas delictivas como los homicidios, robos y asaltos con violencia, que antes se cometían con “ingenio, sigilo y por qué no decirlo,  hasta con elegancia”.

 

Con esto nos referimos a los mete-manos carteristas; Pungas pero a través del tiempo, estas acciones sufren un cambio al violentarse las mismas, utilizando entonces armas punzo-cortantes, (navajas, cuchillos, machetes etc...).

 

Hoy observamos constantemente cómo estos delincuentes han recurrido a  la agresión como medio indispensable para sus actividades, utilizando armas de fuego, pero esto no para ahí, la agresión lamentablemente ha pasado de la violencia física o moral a la crueldad,  hasta llegar al salvajismo.

 

Como hemos visto y de alguna forma siendo testigos, han proliferado sin control alguno, las armas de fuego, de todos tipos y calibres; de todas las nacionalidades.

 

Para lo cual  no existe autoridad alguna que ponga freno a este contrabando indiscriminado de objetos de la muerte, ya que las armas no sirven ni son utilizadas para otra cosa más que para provocar la muerte, independientemente de la forma en que se mire.

 

Podemos apreciar que el problema es de origen confuso,  constitucionalmente se nos dice “los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legitima defensa, con excepción de las prohibidas...”.

 

Porque por un lado se nos otorga un derecho, pero no se brindan facilidades legales para ejercerlo, ocasionando con esto una serie de conductas que no deberían de existir. Ya que en el marco de la ilegalidad se propicia al tráfico de armas.

 

Si bien es cierto tenemos autoridades encargadas de resguardar nuestras fronteras y pasos aduanales como: la Secretaría de la Defensa Nacional por medio del Ejército, la de Marina por medio de la Armada, Gobernación por medio del Instituto Nacional de Migración, Hacienda y Crédito Público por medio de sus Agentes Aduanales y/o Policía Fiscal, Procuraduría General de la República a través de sus Agentes, entre otros.

 

Pero también es cierto concretamente en el rio Suchiate que marca la frontera occidental entre México y Guatemala en Tecun Uman Ayutla con Cd. Hidalgo, México no existe ningún indicio de garita aduanal que prohíba cualquier contrabando legal, se supone que por esos lugares libres de toda vigilancia exista el contrabando de armas, así como también la violación a la Ley General de población en su modalidad de tráfico de personas (Migrantes) lo que se maneja a base de balsas

 

También es cierto que el contrabando hormiga que se suele dar en toda clase de productos o mercancías ilícitas es de difícil detección, también es verdad que se han detectado contrabandos a discreción de armas de fuego en los cuales pudiera haber complicidad de las autoridades.

 

Por lo consiguiente les resulta difícil detener, perseguir o investigar lo que ellas mismas propician, máxime si tomamos en consideración que en Estados Unidos, cualquier persona puede adquirir un arma sin muchos requisitos.

 

Han existido datos o informes los cuales muchos de ellos no salen a la luz pública, de que en algunos aseguramientos o decomisos de armas, han sido vendidas al gobierno mexicano a través de alguna de sus dependencias y que éstas se han encontrado en manos criminales produciendo obviamente delitos.

Se estima que en México se encuentran circulando ilegalmente cerca de 20 millones de armas de fuego.

 

Grave está la situación,  porque cómo explicar que un fabricante o vendedor por lo general extranjero, el cual no comercia sus productos más que con los gobiernos de los países, encontramos aquellas mercancías en lugares y con personas no idóneas (MENORES DE EDAD).

 

No existe otra respuesta de que pudiera estar de por medio el soborno, el cohecho, el contubernio, el encubrimiento, la comunión de autoridades y delincuentes.

 

Roberto Fleischer Haro.

 Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

 Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583.

 

 

 

 

 

 

 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.