Elimina el Santos al América y esta en la gran final del futbol mexicano 


La metáfora del ave fénix hoy no está disponible: América, que llegó moribundo a la vuelta de las Semifinales, no pudo resurgir de sus cenizas. Se terminó el torneo para las Águilas. Santos es, con todo merecimiento, finalista del Clausura 2018.


El arranque del juego invitaba a pensar que sí podría darse la remontada azulcrema, que los goles de Cecilio Domínguez (10’) y Bruno Valdez (22’) marcarían el camino para que las Águilas volaran a una nueva Final del futbol mexicano, sin embargo su intento por despegarse del suelo sólo les valió para caer desde más alto.


El 2-0 momentáneo puso contra las cuerdas al Santos y la remontada de los de Coapa estaba a sólo un gol de distancia. Todo era fiesta en el Azteca, las Águilas estaban cumpliendo con aquella amenaza de que si alguien podía remontar un marcador abultado eran precisamente ellos. Pero no, al final no pudieron.


Y es que durante 40 minutos América se acostumbró a que todo le saliera bien, por ello, cuando el juego se complicó un poco, el mundo se les vino abajo: al 41’, Jonathan Rodríguez recibió un pase filtrado de Brian Lozano y se enfiló a portería, libró un mano a mano con Marchesín y después disparó cruzado para vencer la meta azulcrema. Ahí se acabó el brío de los capitalinos.


Las Águilas aún ganaban el juego, pero ya con la moral marchita cedieron el control del partido a unos Guerreros que tomaron el mando de las acciones y lucieron ordenados y en calma.


A momentos, la plenitud de Santos ajustaba para darse lujos, muestra de ello fue el sombrerito con el que Jonathan Rodríguez se sacó a su marcador dentro del área. Tras el gesto técnico el charrúa disparó y su pelota se estrelló en el travesaño al 49’. Los de La Comarca tocaban la puerta.


Con la apariencia propia de quien está aturdido, las Águilas intentaron hacer daño con más desesperación que idea, por eso los centros de Renato Ibarra jamás pudieron encontrar quien los capitalizara de manera correcta: primero falló Oribe Peralta, después Ibargüen y hasta Henry Martin. Los tres cabecearon dentro del área, pero ninguno venció a Jonathan Orozco.


Llegó la recta final, se jugaba casi por cumplir, pero ya sin esperanzas por parte del América. Ante este desánimo, Jesús Isijara llegó para dar el tiro de gracia, pues al 84’ prendió un zapatazo desde las afueras del área que volvió a sacudir las redes americanistas.


El marcador en el Azteca marcaba empate 2-2, pero el global, casi de escándalo, dio el pase a Santos con ventaja de 6-3. Ahora, en un duelo ya visto en Finales, Santos se medirá a Toluca por el título del futbol mexicano.


Si alguien podía remontar un marcador como el de anoche, ese no sería el América.


Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.