Hermosillenses, rehenes de la inseguridad


Diálogo

Por David Figueroa O.

Hermosillenses, rehenes de la inseguridad

Los hermosillenses son rehenes en su propia ciudad, a causa de la inseguridad que sienten por los hechos violentos que han robado la tranquilidad y por la falta de resultados de las autoridades para detener la ola delictiva.

Resulta preocupante ver que la percepción de inseguridad aumenta, imparable, en una problemática que obliga a los ciudadanos de bien al encierro en sus propios hogares y a cambiar de hábitos, mientras los delincuentes andan sueltos en las calles.

El 75.5 por ciento de los hermosillenses se sienten inseguros, de acuerdo con el reporte de resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) dado a conocer en la última semana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo cual debe encender focos rojos.

La percepción de inseguridad pública aumentó al finalizar el último trimestre del 2017 lo que representa un incremento en casi 7 puntos comparado con diciembre del 2016 –que fue del 68.6-.

El problema de la inseguridad es una realidad que aflige, por la angustia que sufren las familias, sobre todo por el tema de los robos, más si son cometidos con violencia, en sus diversas modalidades, más alarmante aún que los delincuentes ya no respetan y entran a los domicilios sin importarles que los moradores estén dentro.

Según las cifras proporcionadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública –y que retomaron diarios locales-, en el 2017, 419 domicilios fueron saqueados por ladrones en Hermosillo –casi 35 por mes-, 315 fueron cometidos con violencia.

No hay ningún ciudadano hermosillense que no haya sufrido por el robo, en forma directa o indirecta, lo que es más angustioso cuando la víctima es un familiar directo.

Esto lleva a que los hermosillenses se sientan secuestrados en lo que debería ser su hogar, que es Hermosillo y se hayan visto obligados a cambiar de hábitos:

Es inconcebible que por temor a la violencia, los hermosillenses hayan dejado de visitar a parientes y amigos, que los niños no puedan salir a jugar, y los adultos tengan que evitar salir a caminar en la noche, amén de que no pueden portar objetos de valor y esto está confirmado por la propia encuesta del Inegi.

Compartimos cifras de esa situación: El 55.6 por ciento de la población cambió su hábito de llevar objetos de valor por temor a ser víctima de la delincuencia; el 42.6 por ciento ya no permite que los menores salgan de su vivienda; el 53.4 dejó de caminar de noche por temor, el 31.1 por ciento hasta dejó de visitar parientes o amigos, para evitar robos o asaltos.

El temor a sufrir un asalto se percibe y se aprecia al ver las tiendas de conveniencia que antes operaban las 24 horas y ahora cierran al caer la noche, no hallas ni una abierta.

Los hermosillenses no están tranquilos en la vía pública porque el 78.5 de la población dijo sentirse insegura en los cajeros automáticos en Hermosillo. El 61.2 por ciento de la población hermosillense manifestó sentirse insegura cuando está en el interior de un banco, a nivel nacional es el 69.2.

Uno de los sitios más inseguros es en el transporte público en donde el 67.2 de los ciudadanos encuestados mencionó sentirse inseguro en el transporte público.

Alarmante es enterarse que el 56.8 por ciento de la población identificó la venta o consumo de drogas en los alrededores de su hogar lo que supera el 42.9 nacional, según pudimos analizar en esa encuesta.

El 25.2 de los hermosillenses identificó disparos frecuentes con armas alrededor de su vivienda, durante el cuarto trimestre del 2017.

Un 75.8 por ciento de la población -de 18 años y más- escuchó o presenció robos o asaltos en los alrededores de su vivienda, un 71.4 por ciento identificó la presencia de vandalismo alrededor de su casa.

Y no hay esperanzas

Lo peor de todo, es que el 39.8 por ciento de la población consideró que la delincuencia sería igual de mal en los próximos 12 meses y el 38 por ciento que empeorará, por lo que no hay confianza en las acciones de las autoridades de seguridad pública, citando la misma encuesta.

Sólo el 30.5 por ciento de los consultados considera efectivo el desempeño de la Policía Preventiva Municipal, cerca del 70 por ciento no lo ve así.

Por lo que se debe trabajar en recuperar la tranquilidad de los hermosillenses, urge.

David Figueroa Ortega es empresario, ex cónsul de México en Los Ángeles y San José, California; ex diputado federal; ex alcalde de Agua Prieta; ex dirigente del PAN en Sonora.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico davidfigueroao@me.com; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.