"Canelo" o Chávez Jr.


CONTRAPESO 
"Canelo" o Chávez Jr.
Por Jesús Olivas Figueroa
Hay días en que la política sale sobrando, y por ahí alguien me ha dicho porque no hay más días como este.
La realidad es que los ciudadanos quisiéramos más días de esparcimiento y menos de grilla, corrupción, y Noticias sobre muertos producto del narcotráfico. Desgraciadamente las nulas políticas públicas históricamente han provocado atrasos que desembocan en lo señalado arriba.
Sin embargo estos días no se ha hablado de otra cosa que no sea la pelea de box entre dos mexicanos, Saúl "Canelo" Álvarez y Julio César Chávez Carrasco. Dos boxeadores que ya probaron las mieles del éxito y que aunque para muchos mexicanos son un par de bultos, no hay calificación más alejada que esa.
Mire usted, comparar al Junior con su papá es injusto, porque entonces ningún otro boxeador sería digno de ser hijo de la leyenda, el papá fue único, y el vástago simplemente es buen boxeador.
El "Canelo" nunca ofrecerá combates al filo de la navaja, no será un "Púas" Olivares, nunca se arrojará como Juan Manuel Márquez, mucho menos como el gran campeón mexicano. No llegará a esos niveles pues, pero de que es un buen boxeador no cabe la menor duda. 
El combate entre Saúl y Julio seguro estoy, será el evento boxístico más visto por televisión, se espera que el raiting toque niveles extraordinarios, y se convierta en uno de los eventos deportivos más seguidos en la historia del país.
Sin embargo, por lo que ambos púgiles nos han demostrado a lo largo de su carrera, este "pleito" no alcanzará los niveles boxisticos exquisitos como aquellas trilogías entre Israel Vázquez y Rafael Márquez, o la de Marco Antonio Barrera y Erick "Terrible" Morales, ¡no!, no será ni la sombra de esas, pero de que será un buen combate no me cabe la menor duda.
Y les comento esto para que no espere más de que este espectáculo deportivo les ofrecerá. Ojalá me equivoque, pero deje le explico porque pienso eso.
En dos escenarios; uno; Si el "Canelo" va al frente a buscar fajarse, de hacer la pelea un intercambio de metralla, estará ante la disyuntiva de ser noqueado.Si su plan de pelea es boxear, moverse sobre el ring, tirar combinaciones esporádicas, y desesperar al Junior, entonces aspira seriamente al triunfo.
A Chávez no le queda de otra más que ir al frente, forzar la contienda, el peso con el que subirá al ring, puede ser un arma de dos filos, pues bien le puede favorecer por la notable diferencia, o de plano le perjudica a lo largo de combate.
Existe la posibilidad de que despierte en Álvarez esa sangre azteca, de guerrero, de un tipo que sobre el cuadrilátero se convierte en un cazador, y si eso sucede veremos un espectáculo repleto de emociones, aunque aún así, no alcanzará la calidad de las peleas que les mencioné arriba. Pero dejarán claro que son dos mexicanos que se estaban jugando el orgullo. Solo eso.
Chávez tiene la sangre del papá, si la demuestra tiene oportunidad del triunfo; por su parte el jalisciense tiene la consigna de convencer al respetable mostrando dotes de boxeador valiente que vaya por el triunfo tirando golpes, si lo hace me parece que logrará su objetivo y no necesitará más estar diciendo que es el mejor. La gente se lo agradecerá.
Listo...Dios los bendiga, cuide y proteja...Cualquier duda, aclaración o crítica mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.