Miedo al cambio, a la izquierda


CONTRAPESO 


Miedo al cambio, a la izquierda


Por Jesús Olivas Figueroa


Esbozos como el tema de Guillermo Padrés Dagnino y su liberación, despiertan la intuición más aguda de los ciudadanos curados de espanto y conocedores plenos del popular dicho, "la burra no era arisca, la hicieron".


Y es que las sospechas inevitables que salpican estos amarres políticos-legales, invitan a poner a rodar el hámster que todos llevamos dentro. Mire usted, ayer lo comenté, la liberación del hijo del ex Gobernador apesta a arreglos políticos entre panistas y priístas, muchos se atreven a decir que es parte de la negociación que se está cocinando para el 2018, dónde ese famoso frente entre ambos partidos otrora diferentes, tienen un objetivo, hacer perder nuevamente a Andrés Manuel López Obrador.


Es evidente en sus discursos; Tírenle al "Peje".

No debe llegar, es un populista, advierten; está loco, aseguran; México se convertirá en otro Venezuela, ¿eso quieren?, sentencian.


Al PAN y al PRI no les preocupa quien gane, siempre y cuando no sea López Obrador, es la consigna de este frente, es lo único claro que tienen. Pues sus posibles candidatos no tienen ni una pizca de la popularidad que ostenta actualmente el tabasqueño.


Nuestra política se ha convertido en un hoyo dónde se depositan rencores, odios, arreglos, camaraderías, y paupérrimas formas de negociar, por decir lo menos, luego se licúan para obtener un producto final, el más exquisito excremento.


No cabe duda que es el objetivo de los políticos que siempre han estado en el poder, han permeado esa intención mal sana cada vez que tienen la oportunidad.


El Presidente de Acción Nacional Ricardo Anaya y los priistas más connotados se escupen en público, y por debajo de la mesa se acarician con sutil interés mutuo por mantener el poder. 


Y es que el candidato que sea elegido en el PRI tendrá que escalar el Everest para medianamente lograr un punto de aceptación que le permita competir decentemente ante la evidente ventaja que mantiene el de Macuspana, pues el trabajo que ha realizado el Presidente de México emanado del PRI, lo tiene hundido en el peor momento que un Presidente haya tenido, pues su nivel de aceptación raya la ridiculez, es enclenque, la gran mayoría de los mexicanos lo reprueban inevitablemente.


Y los panistas, ¡Dios mío los albiazules!, aquí la situación es parecida pero con formas diferentes. Su Presidente Nacional es un joven inteligente, sin duda, pero falto de la suficiente experiencia para poder con el paquete de representar a los mexicanos desde los Pinos.


Un tipo que no confía en su país no puede dirigirlo, su familia pernocta en los Estados Unidos, allá dejan lo mejor de sí, en México sólo ven interés político.


Anaya se ha aprovechado de su puesto para intentar controlar y manejar los hilos como titeretero, sin embargo no ha tenido la sutileza para hacerlo, puesto que más de la mitad del partido vira hacia otro lado. 


Margarita Zavala es la esposa del ex Presidente Felipe Calderón; su gestión no fue del todo bien vista. Sin embargo, lo que más le achacan a la dama, es su postura indiferente ante la tragedia de la Guardería ABC, en la que una pariente suya figuraba como dueña y por ello hizo caso omiso a las súplicas de los padres de familia de los 49 niños fallecidos.


Moreno Valle, es un tipo que ha intentado, ha bregado, insistido en su valía, algunos dicen que puede ser la tercera vía, yo lo dudo, me parece que está entre el aferramiento de Anaya o la popularidad de Margarita al interior de los panistas. 


La realidad es que todos ellos saben, es palpable pues, que la ventaja es del "Peje", que en este momento es el único que puede presumir cariño de la mayor parte de los mexicanos, de esos que sufren las carencias que no han podido subsanar los que siempre nos han gobernado, los que siempre han copado los puestos más importantes dentro de la política mexicana.


No dude usted que Guillermo Padrés Elías, los Duarte y hasta Borge, cenen placenteramente en su cálido hogar el 24 de diciembre esperando los parabienes de papá Noel. Así es nuestra política, a eso nos han acostumbrado. 


Por ello es inevitable pensar que ese famoso frente no es otra cosa más que la preparación de la maquinaria que desarticulará las opciones de Andrés Manuel. La pregunta es, ¿Lo lograrán?


Listo...Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y 


Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.